Retiro de Mujeres.

Critica social, tristemente a las Mujeres.
1 agosto, 2014
Mantras, ¿somnolencia o realización?
14 agosto, 2014

Calentito, calentito, calentito el Temazcal…

Este es un canto que millones de Mujeres han cantado a lo largo de la historia del Temazcal.
Hoy en día me alegra muchisimo poder contaros que más de un centenar de nuevas Mujeres ya lo cantan como quién tararea una canción pegadiza de la moda del momento, y eso es muy bueno, ya que pasando por alto la moda y siendo consciente que cada vez más se va a ir expandiendo el mensaje, el simple cantar ya atrae ciertas energías al lugar donde se realiza, pero más aún cuando tiene una proyección, un fondo, un fin.En este caso, aquí, en La Casa de Madera, se mueven Círculos de Mujeres Salvajes precisamente por eso, porque van sabiendo de su naturaleza, porque se dejan llevar por el canto a la Madre Tierra y porque más allá del Gran Espíritu hay una cosa muy clara:
Que la mujer vuelva a cantar es un sintoma claro y evidente que la Tierra y nuestros Úteros vuelven a crear Vida sana, proyectos tangibles y confianza en el ciclo natural del Universo.Nuestro camino está aqui  y ahora, en el mundo, en lo material, y usar herramientas físicas como el canto, la danza y la meditación activa nos acerca cada vez más, sobre todo a las Mujeres, al mundo interior, a los cuentos de antaño, a nuestras sombras con olor a muerte y a nuestra luz con olor a camino iluminado por la belleza de las hadas.Para quién aún no tenga muy claro qué es un Temazcal aqui os dejo el link de una hermosa página y una hermosa Mujer que indagó en él y nos cuenta todo esto.

Cada Temazcalera/o lo guía de distinta manera, una vez dentro y a oscuras, por tal de llevar al grupo allí donde considere será interesante y propicio, intimo y realmente sanador.

Yo aprendí en México, a marchas forzadas, realizando Temazcales a diario a temperaturas altisimas, guiando grupos de Mujeres que sabían mucho más que yo.
No dejé que eso me acobardara, pues sabía que dentro de mi había un linaje muy antiguo de otras Tierras que me acompañaría en todo momento de la ceremónia dejando sólo que guiara mi corazón. Jamás dudé de lo que me vibraba hondo… yo debía estar ahi, aprendiendo, comartiendo y hoy cogiendo de la mano a otras Mujeres por tal de llevarlas de viaje al centro de la Madre Tierra, al centro de ellas mismas.

“No me hables de tu religión, enséñame como vives” y tal vez entonces, alguien pueda entenderte.

Instintos01“Eres más que capaz de atravesar cualquier límite cuando te permites Ser feliz.
Con Amor,
Rous.

 

Acceso gratuito Comunidad >
Membresía mensual >