En mi vida me conformo con nada menos que con la excelencia.

Nos enseñaron a vivir con miedo.
17 julio, 2014
Critica social, tristemente a las Mujeres.
1 agosto, 2014

Y así, poco a poco he ido aprendiendo a vivir. Vivir mi vida me refiero, porque vivir la vida de lxs demás es bastante incómodo , pretencioso a veces, frustrante a menudo, mentira siempre.

Parece que el verano no acaba de llegar… al menos aquí en mi zona. El calor aun no aprieta lo suficiente, el viento de media tarde es incluso fresquito y cuando te despistas… zas! una lluvia torrencial inunda el círculo de piedras dónde el abuelito fuego calienta ardiente las abuelitas.

Pero si es que es una maravilla!!!! Nuestro ambiente aquí es suave, húmedo, fértil.

Habrían un sinfín de cosas por las que quejarnos si así lo queremos ver. A mi por ejemplo nadie me enseñó a ser Madre, ni amante, ni vivir mi propia vida, nadie me dijo que mejor no crecer mucho, que en el país de Nunca Jamás la diversión es eterna, nadie me contó nada a pesar de vivir en la parte del mundo desarrollada y rodeada de personas que te aman y te acompañan largo tramo de tu camino.

Pero sabía que todo estaba correcto dentro del orden caótico del Universo.

Y a este punto llegué cuando fui Madre y quería seguir siendo Mujer y bastante a menudo amante y todo a la vez. También cuando me dí cuenta que quería contar a todxs lxs que se acercaran a mí que todo está bien  sin que te den las instrucciones, ni aliento ni explicaciones, porque para todo esto ya estás tu mismx y te sobras y te bastas.

Cuando me vino la regla por primera vez tampoco me contaron mucho, tampoco poco, lo justo y necesario para hacer de ese fenómeno algo habitual en mi vida y no escandalizarme.

Pero a mi me gusta escandalizarme y ver que la sangre de mi Útero es fenomenal, así que siempre hice lo que quise con ella, conmigo y me permitieron ese espacio, poca cosa podían decirme para reprimir mis emociones, siempre fue así y hoy agradezco haber sido la que se salió del redil.  Hoy puedo decirte que amo los contratiempos, ser Madre a mi manera porque mis hijxs son hijxs a la suya, ser amante servicial y desbocada, tajante, condescendiente, obscena, casta… bueno, dejémoslo aquí.

Mujer ante todo.

Me gusta no haber olvidado el país de Nunca Jamás, los libros de pócimas de perfumes, las perlas mágicas, el ver las arañas tejiendo al amanecer para atrapar con su telar las primeras gotas de rocío… los cuentos, las brujas de escobas ungidas con brebajes alucinógenos, las ninfas, avatares y grandes Maestrxs que sé que un día existieron, todo me acompaña dentro.

Mi sangre también la llevo dentro, hasta que el río se desborda hacia fuera.

El Amor también lo llevo dentro hasta que me llena tanto que atraviesa todos los poros de mi Cuerpo y te llega a ti aunque no te conozca, aún.

El llamado de mi espíritu que no se siente en la mente ni en la razón, se siente y experimenta en el Cuerpo, bajo la piel, también me muestra su densidad a menudo, a veces casi puedo tocarme por dentro.

Hoy soy muy feliz, creo que siempre lo fui a mi manera, como no podía ser de otra. Nunca me he rendido ni me flaquean las piernas ante nuevos retos, a veces el intelecto sí… pero vuelvo a mi Cuerpo, a su lenguaje, a mis ciclos, a los abrazos, los besos tórridos, la danza, a atravesar con mi mirada la mirada del amante, de mis hijxs, de mi yo en el espejo y ahí está todo, ahí está la Vida, todo lo demás es una divertida ilustración donde yo creo lo que quiero, porque en mi Vida me conformo con nada menos que con la excelencia.

 

Con Amor,

Rous.

IMG_3486

 

 

Acceso gratuito Comunidad >
Membresía mensual >