Hola, soy tu menstruación.

La Flor de la Vida
3 febrero, 2015
Escuela libre Vs pública ¿por qué?
11 noviembre, 2015

Dejadme en paz de una vez.

Hoy que me escapo de una vagina inquieta y de unas piernas que a modo de tobogán calentito me dejan hundir en la tierra, grito, ¡dejadme en paz!

No debéis dejar que ninguna Mujer (ni Hombre) os cuente como debo ser ni como me debes sentir.
No puedes decir que a veces soy una mierda y otras soy “guay”.

Que soy transgresora, rompedora, “punkarra” y por eso cuando llego te doy el permiso absoluto para mandar a la mierda a quién te moleste o diga lo que no quieres oír.

Eso no es cuestión de menstruación, es cuestión de educación.

Y si te molesta mucho la gente, te encierras en casa y san se acabó, y si no puedes porque debes trabajar pues deja el trabajo, si no puedes dejar el trabajo deberás aguantarte, trabajar tu Cuerpo para que cuando yo llegue estés más preparada, tu Útero más relajado y tu sonrisa más amplia y dejar a parte la mente, el raciocinio y la puta intelectualidad de aprender sobre mí como si fuese una asignatura de un post grado de “Como tener la menstruación y no morir en el intento”.

Estoy cansada de sentir como llego a Cuerpos inertes, que se hartan de hacer círculos, rayas, situarme en el espacio de un papel, intentar descifrar si este mes llegaré fuerte o amodorrada pero que no levantan su culo de la silla, van a correr un día sí y ocho no, que se tumban para poner sus manos en el vientre y esperar a que baje el espíritu de la Diosa “tengo más cuento que un tebeo”a rellenar su Útero de bendiciones.
Estoy cansada.

Yo, por mi misma, ya te doy todas las bendiciones del Universo, te doy el poder de crear Vida.

¿Porque coño (nunca mejor dicho) intentas racionalizarme?
¿Capturarme?
¿Tenerme bajo tu control?

Muévete, cuando esté a punto de llegar a tu supuesta fabulosa vida y esté a punto de fastidiarte todos tus planes, ¡muévete!
Permíteme un paso más llano, que a ti tal vez te duela, pero a mi me cuesta la vida descender de un Útero contraído, avergonzado, olvidado.

Muévete y empecemos de verdad la danza con todas las Mujeres que sois dentro de un mismo Cuerpo, que no es difícil joder, que manía tenéis en convertir algo mágico en un problema:

Que si os desfragmentáis y eso duele.
Que si hoy soy Blancanieves y mañana la malvada madrastra , una Amazona, Pepito el de los palotes…

No soy una Mujer con mil caras, soy mil Mujeres detrás de un mismo rostro ¿y que? ¿y queeeee? Eso es genial.

¿De verdad creéis que alguien os debe contar que eso duele, o no, o que la culpa es de la sociedad por no aceptaros como sois? Y tú, ¿te aceptas como eres? ¿eh?

¿De verdad intentáis ser libres siguiendo otro nuevo redil disfrazado de libertad??

Mujer a la que yo habito… ¡Vive! No le des más vueltas a la naturaleza.

Danza, folla, ríe, llora (sin que tengas que ir a terapia por ello) forma parte de verdad del mundo mágico de las Mujeres y aunque a veces duela no hace falta que nadie te consuele ni formes parte de ninguna comunidad de apoyo para ser Mujer.

Infórmate, comparte (que seas quién seas, y te dediques a lo que te dediques, tienes mucho que compartir de tus experiencias tan importantes como cualquier otra “puesta en el tema”), no hagas de mí un problema que vengo a limpiar toda tu mierda.

Entonces,

¡No pongas en manos ajenas lo que a ti te corresponde!

Sólo debes saber que una vez estando en edad fértil:

1-Vengo una vez al mes, a veces dos, a veces ninguna.

2-Si vengo ninguna puede que estés embarazada, o nerviosa, estresada, cabreada y cientos de cosas más que SOLO TÚ puedes descifrar. Si no, te vas al doctor/a que te de más confianza.

3- Si mueves tu pelvis, vientre, caderas y culo te “doleré” mucho menos incluso llegando a rozar la nada. Es más, puede que te de placer si tu danza es constante ¿que te parece?

4-Tienes en el mercado un gran abanico de posibilidades para silenciarme estos días en los que estoy contigo desde:

a) analgésicos miles.

b) sistemas de suicidio lento como los tampones.

c) plásticos que dicen que soy azul como las compresas.

d) amorosas compresas de tela.

e) la famosa Copa Menstrual que también permite estar largo tiempo sin olerme ni verme pero usarme te hace más new age y entendida del tema y con la ventaja de que puedes regar las plantas de tu balcón conmigo ya que estoy llena de células madre que dan fertilidad a tu tierra.

f) También tienes la opción de no usar nada, de recogerme al instante con un vasito y beberme y el derecho de arrugar tu nariz al leer esto.

Ya ves, nada de místico en todo ello y sí algo de romanticismo.

No dejes que de mí hagan un negocio.

Buenos días Mujer, soy tu menstruación.

 

Con Amor,

Rous.

 

_MG_2704

Acceso gratuito Comunidad >
Membresía mensual >